Saltar al contenido
Portada » Cómo dar una vuelta al mundo e ideas para visitar

Cómo dar una vuelta al mundo e ideas para visitar

    Dar una vuelta al mundo es un sueño que ha cautivado a innumerables personas a lo largo de la historia. Es la oportunidad de embarcarse en una aventura única, sumergirse en culturas diversas, descubrir paisajes impresionantes y crear recuerdos inolvidables para celebrar todo aquello que sea importante en tu vida, como una luna de miel o una jubilación

    ¿Por qué deberías considerar dar una vuelta al mundo? Existen muchos motivos para hacerlo, como por ejemplo, descubrir culturas fascinantes La diversidad cultural es un tesoro invaluable.. Al viajar, tendrás la oportunidad de sumergirte en diferentes tradiciones, idiomas, gastronomía y estilos de vida, ampliando tu perspectiva y enriqueciendo tu conocimiento.

    Conectar con personas de todo el mundo es otro de los motivos. A lo largo de tu viaje, te encontrarás con personas de diferentes nacionalidades y procedencias. Estas conexiones humanas genuinas pueden romper barreras y brindarte una comprensión más profunda de la humanidad.

    Admirar la belleza natural es para muchos lo más importante. Desde majestuosas montañas hasta exuberantes selvas tropicales, playas paradisíacas y desiertos deslumbrantes, nuestro planeta alberga una diversidad de paisajes impresionantes. Una vuelta al mundo te permitirá contemplar la maravilla de la naturaleza en todo su esplendor.

    La duración de una vuelta al mundo puede variar según tus preferencias y recursos. Algunos aventureros optan por un viaje de seis meses a un año, lo que les brinda la oportunidad de explorar diferentes regiones con mayor profundidad. Otros, con un tiempo limitado, pueden realizar una vuelta al mundo más rápida en solo 20 días, visitando múltiples destinos en cada continente.

    Si estás considerando dar una vuelta al mundo, puede surgir la pregunta de si es mejor hacerlo por tu cuenta o con una agencia de viajes confiable. Aunque ambas opciones tienen sus ventajas, existen buenas razones por las que elegir una agencia de viajes para brindarte una experiencia sin preocupaciones y ayudarte a aprovechar al máximo tu travesía global.

    La principal es el asesoramiento profesional que recibirás de ella gracias a sus expertos en destinos y planificación de itinerarios. Estos profesionales poseen un amplio conocimiento y experiencia en la industria turística. Pueden ayudarte a seleccionar los destinos más adecuados, diseñar un itinerario equilibrado y proporcionar información actualizada sobre requisitos de visados, vacunas y otras consideraciones importantes.

    También podrás ahorrar tiempo y tener menos estrés a la hora de planificar la vuelta al mundo evitando perder tiempo y dedicar un esfuerzo innecesario. Y por supuesto tendrás asistencia en viaje, ya que una de las mayores ventajas de viajar con una agencia es contar con asistencia las 24 horas del día, los 7 días de la semana. En caso de cualquier imprevisto, como cambios en los vuelos, cancelaciones o emergencias médicas, la agencia puede brindarte soporte y asesoramiento.

    Aunque las opciones para elegir destinos en una vuelta al mundo son infinitas y puedes obtener ideas en la guía Lonely Planet, te damos algunas sugerencias únicas que harán que tu viaje sea muy especial. Uno de los menos conocidos es Bagan, en Myanmar: , un tesoro arqueológico y espiritual que te transportará a un mundo de antiguos templos y paisajes impresionantes.

    También te recomendamos Salar de Uyuni, en Bolivia. Con sus vastas extensiones de sal blanca que se extienden hasta donde alcanza la vista, este lugar te brinda la sensación de estar caminando sobre un espejo gigante. Durante la temporada de lluvias, el salar se transforma en un espejo natural que refleja el cielo, creando paisajes surrealistas y fotográficamente impresionantes.

    Por último, aunque mucho más conocida, te recomendamos Petra, en Jordania, un antiguo tesoro escondido en el desierto,  tallado en roca hace siglos te dejará sin aliento con sus tesoros arquitectónicos. Caminar por el estrecho Siq, un desfiladero natural de más de un kilómetro de longitud, y llegar a la famosa fachada del Tesoro (Al-Khazneh) es una experiencia indescriptible.