Saltar al contenido
Portada » Los mejores lugares que ver en Menorca

Los mejores lugares que ver en Menorca

    Menorca es una hermosa isla ubicada en el mar Mediterráneo, perteneciente al archipiélago de las Islas Baleares de España. Conocida por su belleza natural, playas vírgenes, aguas cristalinas y una rica historia, Menorca es un destino turístico popular para aquellos que buscan una experiencia única en España.

    A pesar de ser la segunda isla más grande de las Baleares, Menorca se siente tranquila y relajada en comparación con sus vecinas más populares, Mallorca e Ibiza. Con una extensa red de carreteras y caminos, llegar a Menorca es fácil, ya sea por ferry desde la península española o en avión desde otras partes de Europa. Y después para recorrer la isla recomendamos el alquiler de coches en el aeropuerto de Menorca, mejor con empresas locales cómo Minurka por su trato y cercanía.

    Una vez en la isla, hay mucho por descubrir. Desde playas impresionantes y pintorescos pueblos hasta restos prehistóricos y naturaleza virgen, Menorca tiene algo que ofrecer a todos los gustos y preferencias de viaje.

    Qué ver en Menorca

    Playas de Menorca

    Menorca es conocida por tener algunas de las playas más bellas y vírgenes del Mediterráneo. Con más de 200 kilómetros de costa, la isla cuenta con una gran variedad de playas y calas para todos los gustos, desde amplias playas de arena blanca hasta pequeñas calas rocosas.

    Algunas de las playas más populares de Menorca incluyen la playa de Son Bou, la playa de Cala en Porter, la playa de Cala Galdana, la playa de Binibeca y la playa de Santo Tomás. Todas ellas son amplias y cuentan con servicios como restaurantes, bares, alquiler de sombrillas y hamacas, y actividades acuáticas.

    Sin embargo, también hay muchas playas y calas más pequeñas y escondidas que son verdaderas joyas naturales, como Cala Mitjana, Cala Macarella, Cala Pregonda, Cala Tortuga o Cala en Turqueta. Estas playas son ideales para aquellos que buscan un ambiente más tranquilo y relajado, rodeados de naturaleza virgen y aguas cristalinas.

    Ciutadella

    Ciutadella es una encantadora ciudad histórica ubicada en la costa oeste de Menorca. Fue fundada por los cartagineses en el siglo III a.C. y ha sido gobernada por muchos imperios a lo largo de su historia. Como resultado, la ciudad cuenta con una rica mezcla de arquitectura y estilos, desde el gótico hasta el barroco y el neoclásico.

    Una de las atracciones más impresionantes de Ciutadella es su catedral, construida entre los siglos XIII y XIX. La Catedral de Menorca, también conocida como la Catedral de Santa María, cuenta con una impresionante fachada gótica y una nave interior impresionante, con una gran cantidad de arte sacro y frescos.

    Otra atracción importante en Ciutadella es el Palacio Salort, un palacio del siglo XVII que ahora alberga el Museo Municipal de Ciutadella. El museo cuenta con una gran cantidad de artefactos y objetos históricos que ilustran la rica historia de la ciudad.

    El puerto de Ciutadella es otro punto de interés popular. Es un lugar perfecto para pasear, disfrutar de la brisa marina y admirar la gran cantidad de barcos y yates que amarran en el puerto. También hay una gran cantidad de restaurantes, bares y tiendas cercanas.

    Mahón

    Mahón es la capital de Menorca y se encuentra en la costa este de la isla. Fue fundada por los cartagineses en el siglo III a.C. y ha sido gobernada por muchos imperios a lo largo de su historia, lo que ha dejado una huella en su arquitectura y su cultura.

    Una de las atracciones más impresionantes de Mahón es su puerto natural, uno de los puertos naturales más grandes del mundo. Es un lugar muy pintoresco con una gran cantidad de barcos y yates que se pueden ver desde los numerosos bares y restaurantes cercanos. También es un puerto de escala para cruceros.

    El casco antiguo de Mahón también es un lugar interesante para visitar, con una gran cantidad de edificios históricos, iglesias y plazas. Uno de los lugares más impresionantes es la iglesia de Santa María, construida en estilo barroco en el siglo XVIII. Tiene una impresionante nave central y una decoración interior exquisita.

    Otro lugar interesante para visitar es el Museo de Menorca, que se encuentra en un edificio histórico que solía ser un convento. El museo cuenta con una gran cantidad de artefactos y objetos históricos que ilustran la rica historia y cultura de la isla.

    Por último, el Mercado de Pescado es un lugar muy popular para visitar, especialmente por la mañana cuando los pescadores traen sus capturas del día. El mercado está lleno de vida y color, y es un lugar ideal para probar algunos de los mariscos más frescos de la isla.

    Fornells

    Fornells es un pequeño, famoso por su puerto natural, su gastronomía y su oferta de actividades al aire libre. Es un lugar ideal para los amantes del mar y los deportes acuáticos, ya que la bahía de Fornells es un lugar ideal para practicar vela, windsurf, kitesurf, paddle surf y kayak. Además, Fornells es el punto de partida para excursiones en barco a lugares como la isla del Aire y la reserva natural del norte de Menorca.

    El puerto de Fornells es uno de los puntos más populares del pueblo, y ofrece una gran cantidad de restaurantes donde se pueden probar algunos de los platos típicos de la gastronomía menorquina, como la caldereta de langosta. También es un lugar ideal para pasear y disfrutar del ambiente marinero, especialmente durante el atardecer.

    Por último, Fornells cuenta con una amplia oferta de alojamiento, desde hoteles y apartamentos hasta casas rurales y villas de lujo. Es un lugar perfecto para unas vacaciones relajantes en la costa, disfrutando del sol, la playa y el mar, así como de la cultura y la gastronomía de la isla. En definitiva, Fornells es un lugar que no te puedes perder si visitas Menorca.

    Parque Natural de s’Albufera des Grau

    El Parque Natural de s’Albufera des Grau es una de las joyas naturales de la isla de Menorca. Situado en la costa noreste de la isla, es el área natural protegida más grande de Menorca, con una superficie de 5.007 hectáreas. Fue declarado Parque Natural en 1995 y es uno de los destinos turísticos más populares de la isla.

    El parque cuenta con una gran variedad de paisajes, desde la costa rocosa hasta las playas de arena blanca, pasando por acantilados y zonas boscosas. Además, es el hogar de una gran cantidad de especies de fauna y flora, incluyendo aves migratorias, tortugas marinas, delfines, erizos de mar y algas.

    Entre las actividades que se pueden realizar en el Parque Natural de s’Albufera des Grau se encuentran la observación de aves, rutas de senderismo, excursiones en bicicleta, paseos en barco y buceo. Hay una gran cantidad de rutas señalizadas que permiten a los visitantes explorar los diferentes paisajes del parque y descubrir su rica biodiversidad.

    Además, el parque cuenta con varios puntos de interés turístico, como la Torre d’en Galmés, un yacimiento arqueológico de la época talayótica, o el Faro de Favàritx, uno de los lugares más emblemáticos de la costa norte de Menorca